EL VI ALEGRA EL COR DE LES PERSONES i L'ALEGRIA ÉS LA MARE DE TOTES LES VIRTUTS (GOETHE) strong>/em>

8/1/11

Aquesta és la vaca: vaca, bicicleta, cullera, poma

.
.
Fue Aureliano quien concibió la fórmula que había de defenderlos durante varios meses de las evasiones de la memoria. La descubrió por casualidad. Insomne experto, por haber sido uno de los primeros, había aprendido a la perfección el arte de la platería. Un día estaba buscando el pequeño yunque que utilizaba para laminar los metales, y no recordó su nombre. Su padre se lo dijo: «tas». Aureliano escribió el nombre en un papel que pegó con goma en la base del yunquecito: tas. Así estuvo seguro de no olvidarlo en el futuro. No se le ocurrió que fuera aquella la primera manifestación del olvido, porque el objeto tenía un nombre difícil de recordar. Pero pocos días después descubrió que tenía dificultades para recordar casi todas las cosas del laboratorio. Entonces las marcó con el nombre respectivo, de modo que le bastaba con leer la inscripción para identificarlas. Cuando su padre le comunicó su alarma por haber olvidado hasta los hechos más impresionantes de su niñez, Aureliano le explicó su método, y José Arcadio Buendía lo puso en práctica en toda la casa y más tarde la impuso a todo el pueblo. Con un hisopo entintado marcó cada cosa con su nombre: mesa, silla, reloj, puerta, pared, cama, cacerola. Fue al corral y marcó los animales y las plantas: vaca, chivo, puerca, gallina, yuca, malanga, guineo. Poco a poco, estudiando las infinitas posibilidades del olvido, se dio cuenta de que podía llegar un día en que se reconocieran las cosas por sus inscripciones, pero no se recordara su utilidad. Entonces fue más explícito. El letrero que colgó en la cerviz de la vaca era una muestra ejemplar de la forma en que los habitantes de Macondo estaban dispuestas a luchar contra el olvido: Ésta es la vaca, hay que ordeñarla todas las mañanas para que produzca leche y a la leche hay que hervirla para mezclarla con el café y hacer café con leche. Así continuaron viviendo en una realidad escurridiza, momentáneamente capturada por las palabras, pero que había de fugarse sin remedio cuando olvidaran los valores de la letra escrita.
.
Gabriel García Márquez, Cien años de soledad.
.
.
.
.








.
.
.
.
.


.
.
.
A la tardor de 2007, a Pasqual Maragall se li diagnostica Alzheimer. Superat el cop inicial, ell i la seva família inicien una croada contra la malaltia, i des del primer moment, aquesta pel·lícula es converteix en testimoni d'excepció. Amb intel·ligència, sinceritat i bon humor, Maragall es deixa retratar juntament amb la seva família i els metges per deixar constància del dia a dia de la seva lluita personal.
.
.
.
.

.

.
.
.
Web de: Bicicleta, cullera, poma
.
Web de: Alzheimer Internacional - Fundació Pascual Maragall
.
.
.
.

"Vull ajudar a derrotar
aquesta malaltia.
Personal i col·lectivament.
Enlloc no està escrit
que hagi de ser invencible."

.
PASCUAL MARAGALL
.
.
.

5 comentaris:

bicicleta cullera poma ha dit...

Moltes gràcies! Segur que ens portarà molta sort aquesta vaca, la nova mascota de "BCP". Ja li has dit que està nominada als Goya?

Can Fufluns ha dit...

Ei!!! Moooolt bé!!! Molta sort i molta merda (de vaca que és la més gran i millor)!!!!

Victoria ha dit...

Preciós com ho lligues tot. La tria del text d'en Gabo, tant adient, i la peli d'en Maragall. L'he vista, excel·lent ell, el reportatge, la dona i l'esperança. És una manera de viure també.Besadones X dos

Can Fufluns ha dit...

L'oblid, memòria i esperança:

l'esperança és el motor, i l'amor a la vida.

Mil petons i poesia!

Blanca Flor ha dit...

Coparteixo el que diu la Victòria i afageixo que la teva pàgina 'Diccionari de paraules, parauletes i paraulotes....' del Facebook està contribuint a fer-nos treballar el cap. Endavant Fuflunet!